Educar en la Sencillez



Como mamá y psicóloga clínica infantil, me he preguntado cómo llegar a educar en la sencillez y sé que no es nada fácil en los tiempos de ahora, pero cada día encuentro más respuestas.


Recuerdo un día cuando estaba embarazada de mi primer hijo hace alrededor de 10 años, fui a visitar a una amiga que acababa de tener su bebé, al llegar a su casa entre al cuarto del bebé para conocerlo, pero al mismo tiempo entre en un mundo nuevo para mí; una mecedora única para lactar, una caneca especial para los pañales (que no permite se salgan los olores), un calentador de pañitos húmedos, un colchón anti reflujo, y otras mil cosas más... ese día me entro un poco de angustia y ansiedad pues yo con un poco menos de 8 meses de embarazo, no conocía ni tenía entre mis planes ni la mitad de los objetos que había visto hacia un momento.


Hoy escribo sobre este momento porque estoy segura que con todo lo que ofrece el mundo de ahora “Educar en la sencillez” no es tarea fácil, tanta variedad y facilidad hace difícil sumergirnos en la sencillez, las competencias entre nosotros como padres y el exceso de consumo nos hace aún más difícil encontrar la manera de llegar a disfrutar de lo sencillo.


Pero la vida misma me ha venido enseñando, que los niños no necesitan tanto.... los niños necesitan jugar con sus papás, necesitan abrazos de quienes los rodean, necesitan untarse de tierra, necesitan ver el atardecer, necesitan encontrarle figuras a las nubes, necesitan conocer el campo, necesitan recuerdos que les queden en el corazón y por eso hoy los invito a que prioricemos la educación en la sencillez para que nuestros hijos adquieran el aprendizaje de encontrar en lo más sencillo el verdadero sentido de la vida.

211 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo